¿Por qué consumir un producto del campo?

Producto del campo


La calidad de los productos agroalimentarios o productos de la tierra y su beneficio para la salud son indiscutibles.

Son alimentos fabricados de manera artesanal, sanos, naturales y con un sabor inigualable, por eso cada día son más apreciados.

La agricultura ecológica es más cara que la agricultura convencional porque tiene menos producción. Pero depende menos de las materias primas que utiliza la agricultura normal (abonos y fertilizantes y semillas convencionales) que tienen mucha relación del petróleo. La agricultura ecológica rompe con eso: utiliza abonos naturales, menos combustible porque las explotaciones son más pequeñas y semillas ecológicas que reservan los propios agricultores.

Debemos premiar el esfuerzo de los agricultores, los ganaderos, personas del medio rural, ya que su saber hacer se ve reflejado en la calidad de sus productos del campo.

Recomendamos el consumo habitual de frutas, hortalizas y cereales, ya que es fundamental para llevar una dieta sana y equilibrada.

Para lograr una dieta sana y equilibrada, los expertos en dietética y la comunidad científica y médica aconsejan el consumo diario de cinco raciones de frutas y verduras. El equivalente a estas medidas es de 300 gramos de verduras y 350 de frutas.